Follow by Email

30 abr. 2011

XII


A dios

Me duele el fruto,
Le vergüenza de la hoja caída,
El eterno verde y despeinado
Del sauce,
El pecho gris de las carreteras.

Sin embargo,
Este es el trato:
No te pido,
No me exiges,
Te quito el azul de los clavos
Y te olvidas de mis rodillas
Caídas en batallas de fe,
Sin fe.

Te quito la corona,
Empapas las manos
De altura
Y escupes el verso negro del “CREDO”
Siempre en mi honor.

-O-

XI
(2)

Y si no aceptas:
Flagelo entintado de tardes
Que chorrean por los rosarios,
Espalda eterna sobre la pared,
Ostia moribunda,
Brumas de vinos envejecidos.

Ay si no aceptas,
Duplicaré los versos
Ausentándolos de tus sandalias,
Tus rencorosas barbas,
Tu venta de hijo
A la altísima muerte
Y a su trino de muchedumbre
Casi negra, casi blanca…

¡Ay!
si no aceptas dios 
¿A quién la harás oraciones?

No hay comentarios:

Publicar un comentario